Las mejores Playas de Filipinas
4.4 - 7 votos

Los viajeros que ponen sus pies en las islas Filipinas por primera vez suelen quedarse con la boca abierta. Es una de las zonas del planeta más rica en recursos naturales; 710 islas y 36.200 kilómetros de litoral con una biodiversidad biológica marítima fuera de lo común.

Un litoral tan extenso y con una distribución geográfica tan especial solo puede albergar paisajes para soñar. Y aunque suene a cursilada, así es. Las playas de Filipinas son de una belleza extraordinaria, y en ello tienen mucho que ver la naturaleza volcánica del archipiélago, el clima tropical y la acción de los vientos.

¿Por qué Filipinas tiene las mejores playas?

El atractivo de las playas filipinas radica es su diversidad. Hay propuestas para todos los gustos, desde zonas de aguas cristalinas y arenas blancas perfectas para tumbarse y desconectar del mundo, hasta playas azotadas por el viento aptas para surfistas y amantes de las emociones fuertes.

Los fondos marinos también son sorprendentes. Las islas Filipinas forman parte del Triángulo del Coral y son un auténtico paraíso para los submarinistas. Los aficionados a este deporte descubrirán en sus inmersiones grandes extensiones de coral, en especial en el estrecho de Mindoro. Especies marinas fosforescentes, tortugas, tiburones martillo, ostras gigantes y más de  2.400 tipos de peces conforman también la vida submarina en Filipinas, sin olvidar una importante colección de crustáceos y moluscos bivalvos.

Otra razón del éxito de las playas es su baja masificación. Las islas Filipinas no son todavía un territorio demasiado explotado desde el punto de vista turístico. Eso hace que el viajero  pueda explorar a sus anchas las mejores playas y descubrir parajes solitarios prácticamente desconocidos.

Playas de Filipinas que no te puedes perder

Las islas Filipinas están agrupadas en tres grandes sectores: el grupo de Luzón, las Bisayas y la isla de Mindanao. En todas ellas existes playas que vale la pena visitar; aquí tenéis algunas propuestas que no van a defraudaros.

  • White Beach (Boracay)

Boracay es uno de los destinos turísticos más conocidos en el archipiélago filipino. Sus playas de fina arena blanca y sus aguas cristalinas figuran entre las mejores del mundo.  La más popular es White Beach, que está orientada hacia el oeste y se encuentra protegida del viento.

Son cuatro km de arena, en la que se alinean restaurantes de pescado fresco, bares, comercios  y establecimientos hoteleros. En las proximidades de White Beach se han concentrado también numerosas discotecas, lo que convierte la zona en un punto neurálgico del ocio nocturno.

La playa está rodeada de un arrecife de coral, por eso es un espacio frecuentado por amantes del submarinismo. La mejor época para practicar este deporte es de noviembre a abril. En los meses de verano y principio de otoño la zona se ve afectada por ciclones tropicales, así que es preferible viajar en otras épocas del año.

  • Banul Beach y Malcapuya (isla de Corón)

La isla de Corón está integrada dentro del grupo de las Bisayas y es conocida por su relación con la Segunda Guerra Mundial. Según cuenta la historia, las tropas estadounidenses hundieron en sus aguas varios barcos de la armada japonesa. El litoral de la isla está repleto de acantilados y pequeñas playas de arena blanca flanqueadas por rocas de piedra caliza. Una de las más bellas es Banul Beach, donde se levantan impresionantes agujas o pináculos de piedra en dirección al mar.

Otra playa deslumbrante es Malcapuya, un paraje perfecto para disfrutar de la tranquilidad. Allí no existen casas ni establecimientos hoteleros; solo algunas casetas de bambú para poder comer o tomar algo.

  • Paradise Beach (isla de Bantayan)

Los viajeros que han recorrido esta isla la describen como “un trocito de cielo en la tierra”. Es un paraíso de la tranquilidad, donde no hay otra cosa que hacer que no sea disfrutar del mar y del entorno.

La playa más apreciada de Bantayan es Paradise Beach. Arena blanca extrafina, aguas azul turquesa y palmeras son el paisaje predominante en la zona. Y si miramos hacia la arena, encontraremos millones de estrellas de mar, muchas de ellas ocultas bajo la superficie.

Lo mejor de la isla es que de momento no parece amenazada por la industria turística. No hay presencia de centros comerciales, complejos hoteleros ni grandes zonas de ocio.

  • Playa de las Cabañas y 7 Commando (El Nido)

La zona del Nido, en la isla de Palawan, es uno de los destinos más solicitados en Filipinas. Allí se encuentra la conocida Playa de las Cabañas, lugar donde se concentran numerosos visitantes para disfrutar de unas bebidas contemplando la puestas de sol.

Justo  enfrente se levanta el archipiélago de Bacuit, un conjunto de pequeñas islas con lagunas interiores, arrecifes y playas espectaculares. Unas de las más bellas son 7 Comman Beach y Papaya Beach, a las que solo se accede en barco. Son parajes de ensueño que dejan con la boca abierta. No en vano la Bahía de Bacuit está considerada con una de las zonas más hermosas del planeta.